Posted by: Gestoría | 21/05/2012

Reforma de la Sanidad Pública

Gestoría Henares fonendoscopioEl Consejo de Ministros ha aprobado, mediante el Real Decreto Ley 16/2012, medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones. Será además el instrumento que permita generar unos ahorros superiores a los 7.000 millones de euros en gasto sanitario. 

Recoge modificaciones normativas en diferentes áreas

  • Universalidad

La reforma garantiza la universalidad de la sanidad y, al mismo tiempo, pone fin a los abusos en las prestaciones sanitarias. Por primera vez en la historia se establecen controles para evitar el denominado «turismo sanitario» y el uso fraudulento por parte de ciudadanos extranjeros de los servicios de salud.

Para ello, se adapta de forma correcta la normativa europea, que permite la libre circulación, pero prohíbe explícitamente desplazarse a otro estado miembro con el único objetivo de recibir asistencia sanitaria. 

  • E-Salud y cartera de servicios común

Se ha constatado que existen diferencias entre las prestaciones que reciben los españoles, en función de la Comunidad Autónoma en la que residen. Por ello, la reforma aprobada sienta las bases para establecer, con criterios de igualdad, calidad, eficacia y eficiencia, una cartera de servicios común.

Se introduce también la llamada ESalud en el sistema sanitario, lo que permitirá implantar la tarjeta sanitaria común compatible para todas las Comunidades Autónomas y la historia clínica digital. 

  • Gasto farmacéutico y cartera suplementaria

Los pensionistas, con carácter general, pagarán el 10% del precio de las medicinas. No obstante, los titulares de pensiones no contributivas estarán exentos; los que no tengan obligación de hacer la declaración de la renta (el 90%) aportarán un máximo de 8€ al mes. Para los que tengan obligación de declarar, el máximo estará en 18€ mensuales.

Los pensionistas con rentas superiores a los 100.000€ anuales pagarán el 60% de las medicinas, pero tendrán un tope de 60€ al mes.

Los activos que no tengan obligación de hacer la declaración de la renta seguirán pagando el 40% del precio de los fármacos, como hasta ahora; los que tengan obligación de hacerla pagarán el 50%, y las rentas superiores a 100.000€ pagarán el 60%.

Los parados de larga duración no tendrán que pagar los fármacos. 

Este nuevo sistema, que podrá empezar a funcionar en un plazo de dos meses, tendrá, además, un efecto disuasorio que evite que se acumulen y se tiren medicamentos pagados de forma masiva.

Se fijarán precios de referencia y precios seleccionados para abaratar las medicinas y al mismo tiempo se potenciará el uso de genéricos y se adecuarán los envases a la duración de los tratamientos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: