Posted by: Gestoría | 07/03/2017

Recomendación de la Comisión UE: definición de microempresas y PYMES

Gestoría Henares lanzaderaLas pymes representan el 90 % de todos los negocios de la UE, son el pilar de su economía y generan dos de cada tres puestos de trabajo. Más de 21 millones de pymes proporcionan casi 90 millones de puestos de trabajo en toda la UE. Estimulan el espíritu emprendedor e innovador y ayudan a fomentar la competitividad, el crecimiento económico y el empleo en Europa.

Esta recomendación, publicada por la Comisión en mayo de 2003, ha sido tenida en cuenta para la publicación del Real Decreto 602/2016, de 2 de diciembre, por el que se modifican el Plan General de Contabilidad y el Plan de PYMES de 2007, cuyas modificaciones veremos en la siguiente noticia.

Así, establece los criterios para determinar si una empresa es una microempresa, una pequeña empresa o una mediana empresa. Estas distintas categorías, que se basan en el número de asalariados y el volumen de negocios o el balance general, determinan la admisibilidad para los programas financieros y de apoyo nacionales y de la Unión Europea (UE). Las definiciones entraron en vigor el 1 de enero de 2005.

Definiciones

Microempresa: menos de 10 asalariados y un volumen de negocios anual (la cantidad de dinero recibida en un período determinado) o balance general (estado del activo y del pasivo de una empresa) inferior a 2 millones de euros.

Pequeña empresa: menos de 50 asalariados y un volumen de negocios anual o balance general inferior a 10 millones de euros.

Mediana empresa: menos de 250 asalariados y un volumen de negocios anual inferior a 50 millones de euros o un balance general inferior a 43 millones de euros.

Beneficios:

Las pymes que cumplen los distintos criterios pueden beneficiarse de:

  • programas de apoyo empresarial de la UE y nacionales, como financiación para la investigación, la competitividad y la innovación, que, de otro modo, no sería posible según las normas sobre ayudas estatales de la UE,
  • menos exigencias o costes al cumplir con la legislación de la UE.

La Comisión Europea supervisa regularmente los efectos prácticos de las definiciones. Un estudio independiente publicado en septiembre de 2012 concluyó que no había necesidad de revisar los criterios, pero que podría ser útil alguna aclaración u orientación sobre las normas existentes.

En 2015, tras la evaluación de la primera guía del usuario sobre la definición de pyme, la Comisión publicó una versión actualizada, que puede descargarse desde AQUÍ.

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: