Posted by: Gestoría | 23/03/2012

La estafa del «nigeriano»

Gestoría Henares esposas1El Grupo de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil ha detenido a ocho personas (6 nigerianos, 1 colombiano y 1 español) integrantes de un grupo organizado que llevaba a cabo una sofisticada modalidad de las conocidas “estafas nigerianas”.

Las detenciones se llevaron a cabo en las localidades de Getafe, Móstoles, San Fernando de Henares y Azuqueca de Henares. 

El grupo desmantelado, asentado en Madrid, seleccionaba a través de páginas web, medianas o pequeñas empresas extranjeras que tuvieran importantes beneficios. 

Fingiendo ser un grupo de inversores nigerianos, enviaban a las empresas e-mails personalizados ofertándoles préstamos o inversiones para sus negocios. 

Durante varios meses, la organización les remitía multitud de documentos falsificados acreditativos de su alta capacidad económica, ganándose de esta forma la confianza de sus futuras víctimas

Seguidamente, la red citaba a sus víctimas en Madrid, siendo recogidas en el aeropuerto en vehículos de alta gama y alojadas en hoteles de lujo. También les hacían creer que sedes de organismos públicos españoles eran delegaciones de sus oficinas en nuestro país. 

Tras pasar varios días en Madrid acompañando a la víctima, la acercaban a un trastero que simulaban que se trataba de una “bóveda de seguridad” en un polígono industrial de San Fernando de Henares

En este lugar le mostraban dos grandes arcones conteniendo en su interior cientos de paquetes envueltos en papel transparente, simulando contener 50 millones de dólares en billetes de cien, cuando en realidad el primer y último billete de cada fajo eran fotocopias de billetes de este importe y el resto papeles en blanco de dimensiones idénticas a los billetes de curso legal. 

Una vez que la organización había conseguido convencer a la víctima de su gran capacidad económica y para que pudiera disponer del dinero que en concepto de préstamo le sería ingresado en sus cuentas, le solicitaban diversas cantidades económicas en concepto de tasas e impuestos. 

Con este modus operandi la organización habría obtenido más de 5 millones de dólares, habiendo logrado los investigadores identificar a numerosos empresarios extranjeros estafados

El grupo tenía perfectamente distribuidas sus funciones y jerarquía; siendo los jefes los que captaban a nuevas víctimas a través de Internet y otros miembros, los encargados de realizar el engaño en España. 

Por otro lado el escalón más básico se encargaba de blanquear el dinero, enviándolo a Nigeria. 

Para dificultar una posible investigación policial sobre el grupo, en sus contactos utilizaban conexiones inalámbricas públicas o ajenas, cambiando las cuentas de correo electrónico utilizadas una vez concluida la estafa.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: