Gestoría Henares mamáEl 3 de octubre de 2018 el Tribunal Supremo ha dictado la sentencia 1462/2018 en la que fija la siguiente doctrina legal:

“Las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas”.

Las madres que han percibido este tipo de prestación y tributado por ella en su Renta de los años 2014, 2015, 2016 y 2017 podrán solicitar la rectificación de dichas declaraciones.

Si las rentas fueron percibidas en más de un año, deberán solicitar la rectificación de la declaración de IRPF de cada año.

Parece ser que la Agencia Tributaria habilitará en breve un formulario específico de solicitud, cuyo uso, dicen, facilitará y acelerará la tramitación de la devolución solo con indicar el año en el que cobró la prestación y un número de cuenta donde quiera percibir la devolución.

Mientras se habilita este formulario, se pueden ir presentando solicitudes de rectificación a través de Gestoría Henares. En este caso, no duden en ponerse en contacto con nosotros a través de la pestaña de Presupuesto.

En aquellos casos en los que ya hubieran solicitado la rectificación de sus declaraciones y Gestión Tributaria se la hubiera desestimado con anterioridad al 3 de octubre de 2018, pueden darse dos casos:

* Si el recurso todavía se encuentra pendiente de resolución, deberá ser la Agencia Tributaria quien se pronuncie de acuerdo con la doctrina del Tribunal Supremo.

* Pero si la resolución hubiera sido desestimatoria y ésta ya hubiera adquirido firmeza, no podrá revisarse de nuevo y por tanto, no procederá devolución alguna.

En relación con las prestaciones públicas por maternidad percibidas durante este año 2018, en la próxima campaña de Renta, Hacienda ofrecerá los datos fiscales incorporando tales prestaciones como rentas exentas. Los contribuyentes solo tendrán que confeccionar y presentar sus declaraciones utilizando los datos fiscales que se les ofrezcan.

 

Gestoría Henares dineroSon autoliquidaciones complementarias las que se refieran a la misma obligación tributaria y período que otras presentadas con anterioridad y de las que resulte un importe a ingresar superior o una cantidad a devolver inferior al importe resultante de la autoliquidación anterior, que subsistirá en la parte no afectada.

Es decir, solo puede presentarse una autoliquidación complementaria para:

  • solicitar la devolución o la compensación de una cantidad menor a la inicialmente solicitada
  • realizar un ingreso por un importe mayor que el ya realizado, es decir: siempre que den como resultado una cuantía favorable a la Administración.

Por tanto, la presentación de una autoliquidación complementaria se realizará exclusivamente cuando el error ocasionado ha sido en perjuicio de la Hacienda Pública, debiendo regularizar la situación mediante la presentación del modelo correspondiente (el mismo que presentó originariamente) del ejercicio en el que tuvo lugar el error marcando la casilla de “complementaria”, consignando todos los datos, los nuevos o modificados y los que se incluyeron en la declaración inicial, e ingresando la cuota indebidamente obtenida en la autoliquidación original más la cuota resultante de la complementaria, o el importe no ingresado en su momento.

Las autoliquidaciones sólo pueden ser complementarias (nunca pueden tener carácter de sustitutivas), es decir, a diferencia de lo que ocurre con las liquidaciones o declaraciones (por ejemplo, declaraciones informativas) que pueden tener carácter de complementarias o sustitutivas, ya que no llevan asociado ingreso o devolución.

Pueden presentarse dentro del plazo establecido para su presentación o bien con posterioridad al mismo, siempre que no haya prescrito el derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria. En este último caso, tienen la consideración de extemporáneas y si resulta una cantidad a ingresar se aplicarán, si no ha existido un requerimiento previo para su presentación, los recargos previstos en el artículo 27 de la LGT.

Por tanto, si un obligado tributario considera que una autoliquidación ha perjudicado sus intereses legítimos, únicamente podrá obtener la compensación del perjuicio que haya experimentado iniciando un procedimiento de rectificación de autoliquidación, pero nunca presentando una complementaria.

 

Gestoría Henares libros derechoSeguramente hayas oído el revuelo que se ha formado alrededor de la sentencia que obliga a los bancos a pagar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) que, hasta ahora, recaía en los clientes que firmaban una hipoteca. Este cambio radical puede suponer un importante avance en la reclamación de los derechos de los clientes de entidades financieras, equilibrando las relaciones y eliminado condiciones injustas.

Puede que hayas pensado cuánto dinero te podrían llegar a devolver, o que estés haciendo cálculos sobre la cantidad que podrías ahorrar si estás a punto de contratar una hipoteca.

Estarás hecho un lío y no sabrás muy bien qué hacer. Estarás escuchando muchas voces que te dicen una cosa y la contraria. No quieres precipitarte, pero tampoco perder oportunidades.

El mejor consejo que podemos transmitirte en estos momentos es, primero, infórmate bien sobre lo ocurrido realmente y, segundo, haz un estudio atento de tu situación actual. Solo así podrás distinguir la paja del heno en la maraña de informaciones contradictorias que nos llegan por redes sociales, conversaciones entre amigos y medios de comunicación.

Como experto jurídico, después de más de 10 años resolviendo reclamaciones hipotecarias y bancarias y ganando indemnizaciones por valor de más de 2 millones de euros para mis clientes, comparto contigo seis consejos que te ayudarán a despejar dudas sobre si puedes y cuánto puedes reclamar a tu banco por los gastos pagados de más en tu hipoteca.

  1. Asesórate sobre qué gastos que podrías llegar a reclamar y cuáles no. Aunque varía de una provincia a otra, según la jurisprudencia de las Audiencias Provinciales, puedes solicitar la devolución de los siguientes gastos que te fueron indebidamente cargados al tiempo de firmar la hipoteca:
    • Gastos notariales: la escritura de préstamo hipotecario (no de la compraventa).
    • Gastos registrales: la inscripción de la hipoteca en el Registro de la propiedad (no la inscripción de la compraventa).
    • Parte proporcional de los gastos de gestoría (los referidos a la hipoteca).
    • Algunas de las comisiones (como la de apertura), que no suponen contraprestación real por el banco.
    • Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), que supone entre un 1% y un 2% del importe del préstamo. Es la cantidad más importante de las reclamadas.
  1. Recuerda que el importe del AJD se calcula en función de un porcentaje (del 0,5% al 1,5%, depende de cada autonomía) sobre del valor de la Responsabilidad Hipotecaria Total (RHT). La RHT es muy superior al capital del préstamo concedido, porque incluye el importe del préstamo y sus intereses entre otras cantidades.
  2. Calcula el importe que podrías recuperar.
  3. Permanece informado sobre la evolución de las decisiones más importantes de los tribunales.
  4. Haz una previsión de lo que necesitarás invertir para recuperar la cantidad que pagaste de más.
  5. Ponte en manos de un experto de tu confianza. Lee bien la letra pequeña antes de contratar a tu asesor y asegúrate de que los términos de vuestra relación están claros.

 

Es importante que conozcas bien los últimos hechos ocurridos. Te los resumo:

  • El 16 de octubre de 2018 la Sala de Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo declaró sujeto pasivo” del Impuesto de AJD al banco que concede la hipoteca y le obligó al pago del mismo. Esta sentencia supone una revolución, ya que, durante más de dos décadas, el propio Tribunal Supremo había sostenido lo contrario.
  • Esta decisión ha generado estupor entre entidades financieras, abogados y jueces. De confirmarse (muy probable) se abriría la posibilidad de que muchas personas que en su día pagaron estos gastos puedan ahora reclamar su devolución.
  • El Tribunal Supremo ha fijado fecha para resolver sobre la cuestión. Será el próximo 5 de noviembre. Por lo tanto, no hará falta esperar mucho para conocer la solución y hasta dónde es posible llegar con nuestra reclamación.
  • El mismo Tribunal notificó días después (el 24 octubre) otras dos sentencias que establecen que es el banco quien debe pagar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Es decir, el contenido de los nuevos fallos es idéntico al de la sentencia del pasado 16 de octubre.

 

¿Qué quiere decir esto?

Significa que, de momento, y hasta el 5 de noviembre, será necesario esperar la nueva sentencia. Nuestro consejo en estos momentos es ser cautos y gestionar correctamente las expectativas.

 

¿Qué puedes hacer mientras tanto?

Es importante que estés preparado para caso el de cuando la sentencia los términos de la devolución o reclamación.

  • Reúne la siguiente información sobre tu hipoteca:
    • Copia de la escritura de préstamo hipotecario.
    • Liquidación de gastos de la gestoría.
    • Impreso de autoliquidación del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.
    • Justificantes de pago de todos los gastos, a ser posible.
  • Entrégale una copia a tu experto jurídico de confianza para que te haga un primer estudio de tu situación.
  • Solicita a CASAVEGAS ABOGADOS, sin compromiso, y de forma gratuita, un cálculo inicial de los gastos susceptibles de reclamación, a través del siguiente correo electrónico franciscocabezagarcia@icam.es

 

Posted by: Gestoría | 25/10/2018

Nuevas características del Bono Social (y II)

Gestoría Henares energíaConsumidor Vulnerable Severo (40% de descuento)

Se deben cumplir los requisitos para ser considerado consumidor vulnerable, y además:

* Percibir una renta anual ≤ 50% de los umbrales establecidos para ser considerado consumidor vulnerable, incluyendo, en su caso, el incremento previsto para los casos en los que concurran las “circunstancias especiales”.

* Si es una familia numerosa, la unidad familiar debe percibir una renta anual ≤ 2 x IPREM de 14 pagas: 15.039€.

* Si es un Pensionista que percibe la pensión mínima, la unidad familiar debe percibir una renta anual ≤ 1 x IPREM de 14 pagas: 7.520€.

Consumidor en Riesgo de Exclusión Social

El consumidor en riesgo de exclusión social no tiene que hacer frente al pago de su factura eléctrica, y su suministro no puede ser interrumpido por impago.

Se deben reunir los requisitos para ser considerado vulnerable severo. Y, además ser atendido por los Servicios Sociales de una Administración Pública (autonómica o local) que financie al menos el 50 % del importe de su factura a PVPC previo a la aplicación del descuento por bono social. Los Servicios Sociales correspondientes tienen que acreditar el pago asumido en el plazo de 5 meses desde la emisión de la factura.

Cómo se solicita el bono social:

La solicitud del bono social podrá realizarse, rellenando el formulario de solicitud que las comercializadoras del listado anterior ponen a disposición del consumidor y enviándolo a la oficina de la distribuidora o a la comercializadora directamente, ya sea personalmente, vía fax o email, o por correo postal a las direcciones señaladas por la compañía en su factura y/o web.

Plazos para solicitar el bono social:

Los interesados en solicitar el nuevo bono social podrán hacerlo desde el 8 de octubre hasta el 31 de diciembre del presente año.

Aquellos que ya fueran beneficiarios del bono social y no hayan solicitado la renovación antes de la entrada en vigor del nuevo bono social (8 de octubre de 2018), su suministro pasará a facturarse al PVPC sin descuento.

Si solicitan la renovación entre el 8 de octubre y el 31 de diciembre, y les resulta asignado el bono social, es posible que en las facturas correspondientes a los meses de octubre, noviembre y diciembre no se refleje el descuento, pero se aplicará posteriormente con efecto retroactivo.

Si solicitan la renovación con fecha posterior a 31 de diciembre de 2018, en caso de estimarse su solicitud, el bono social se devengará a partir del primer día del ciclo de facturación tras la recepción de la solicitud completa y se aplicará en las sucesivas facturas.

 

Posted by: Gestoría | 23/10/2018

Nuevas características del Bono Social (I)

Gestoría Henares electricidadEl pasado 14 de noviembre de 2017 publicábamos en nuestra web una noticia referente al bono social energético que se puso en marcha en julio de 2009, relacionada con las nuevas medidas adoptadas en el RD 897/2017.

Pues bien, en el BOE del pasado 6 de octubre de 2018, se ha publicado el Real Decreto-ley 15/2018, de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores. En su artículo 3 modifica también el Real Decreto de 2017 en diferentes aspectos, resultando en definitiva, lo siguiente:

En qué consiste el bono social

El bono social se materializa en la aplicación de la tarifa de último recurso que corresponda (con o sin discriminación horaria) calculada como un descuento del 25%, 40% y 50%, sobre el Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), según se trate de un cliente vulnerable, vulnerable severo o vulnerable severo en riesgo de exclusión social, respectivamente.

Las tarifas de último recurso son únicas en todo el territorio nacional y deben ser aplicadas por los comercializadores de referencia.

El listado de comercializadores de referencia se encuentra disponible en la página web de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, AQUÍ

¿Quién tiene derecho al bono social?

En la actualidad, tienen derecho al bono social los suministros de los consumidores denominados consumidor vulnerable, vulnerable severo o vulnerable severo en riesgo de exclusión social que cumplan los requisitos siguientes:

* Para todos ellos: tener una potencia contratada inferior a 10kW en su vivienda habitual y estar acogido al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC).

Consumidor Vulnerable (25% de descuento)

Se debe cumplir alguno de los siguientes requisitos:

* Que su renta o la renta conjunta anual de la unidad familiar a que pertenezca sea:

  • ≤ 1,5 x IPREM de 14 pagas, si no hay ningún menor en la unidad familiar: 11.279€
  • ≤ 2 x IPREM de 14 pagas, en el caso de que haya 1 menor en la unidad familiar: 15.039€
  • ≤ 2,5 x IPREM de 14 pagas, en el caso de que haya 2 menores en la unidad familiar: 18.799€

* Estar en posesión del título de familia numerosa.

* Todos los miembros que tienen ingresos en la unidad familiar deben ser pensionistas del Sistema de la Seguridad Social (jubilación o incapacidad permanente), percibiendo por ello la cuantía mínima vigente en cada momento, para dichas clases de pensión, y no percibir otros ingresos cuya cuantía agregada anual supere los 500€.

Si reúne circunstancias especiales (minusvalía con discapacidad igual o superior al 33%, víctima de terrorismo o víctima de violencia de género, dependencia de grado II o III, o familias monoparentales) los límites anteriores se incrementan en 0,5 puntos.

 

(continuará)

 

Older Posts »

Categorías